Las escuelas libres

am_79215_4265325_610288La educación actual, heredera del siglo XIX, está en profunda crisis, pero desde hace décadas existen otros sistemas educativos alternativos (las escuelas libres son uno de ellos) demostrando que hay otras formas de aprender y ser.
Muchas personas no creen posible que existan escuelas donde pueden estar los padres, donde los niños no están encerrados horas y horas sentados haciendo lo que otros les mandan, donde los profesores en vez de dar clase, acompañan de otra manera, donde es tan importante trepar a los árboles como leer, donde no hay deberes, donde el propio niño decide qué quiere hacer, donde el respeto no se aprende en los libros sino vivenciándolo cada momento. Pero no solo existen y funcionan, sino que aumentan por doquier y constituyen una de las herramientas más poderosas de transformación social. ¿Cómo son? ¿Qué hacen? Contesta Cristina Romero, maestra de la Escola Liberi.

¿Qué es una escuela libre?
Hay pocos niños para cada acompañante (maestro o adulto) y se permite que el niño explore su aprendizaje desde su programa interno. El niño se dedica a lo que le interesa. Se permite que juegue libremente y se cuida mucho su afectividad. Se da mucho valor a que esté arropado emocionalmente. Es importante el contacto con la Naturaleza como fuente de salud, autorregulación para el niño y entorno apropiado para el aprendizaje.
¿En qué se diferencia de la educación convencional?
Libre no significa que se pueda hacer cualquier cosa. Sí existen normas que regulan la convivencia. Libre significa que los niños tienen el tiempo que necesitan para sus actividades. En las escuelas convencionales los niños siguen un porgrama que viene del adulto y aquí siguen su propio programa interno de aprendizaje. La confianza se pone en él porque el niño sabe lo que necesita aprender.
En la escuela “normal” el adulto cree saber lo que necesita el niño y le guía, y la escuela libre favorece que el niño busque respuestas y encuentre lo que más le motive.
¿Venimos con un programa interno?
Este tipo de mirada hacia el niño es muy respetuoso con la escucha del niño consigo mismo porque sabe lo influenciable que es y evita que se le empuje, modele a lo que otros creen que le conviene aprender.
Los adultos no tenemos ni idea del futuro que les espera a los niños, pero les moldean, y la escuela libre considera que cada uno ha venido a este mundo con una unicidad, tiene una llave para abrir una puerta determinada y cada niño puede conocer qué le motiva desde su propia biologia que le dota de una curiosidad innata y sus propias capacidades. Se trata de descubrir lo que le hace feliz.
¿Usáis aulas con mesas y sillas?
Permitimos el movimiento libre y los alumnos puedan estar en las aulas o fuera y ambos son lugares valiosos. Matemáticas es tan valioso como estar subido al árbol porque ambos corresponden a lo que necesita el niño en ese momento y expresa su momento evolutivo.
¿Y así aprenderán los niños a leer y escribir y una cultura media?
No aseguro nada pero estoy totalmente confiada en que los niños que siguen su programa interno, y aprenden desde adentro y hacen las conexiones neuronales desde adentro, tienen gran facilidad para aprender todo lo necesario.
Los niños que juegan con arena, suben trepan, etc. hacen, a nivel invisible para los adultos, un desarrollo muy importante para la lectoescritura y comprensión lectora. Los niños no tienen por qué leer/escribir a los 3 años cuando madurativamente tienen su momento y es importante que no quememos etapas cuando la biología les ha dotado de ganas de jugar, y eso es sabio. Pero luego, cuando se ponen a leer, lo hacen sin ningún tipo de esfuerzo.
¿La Naturaleza es un elemento importante en las escuelas libres?
Yo creo que todas las escuelas, libres o no, deberían estar en entornos lo más naturales posibles, no se debe aprender de la naturaleza con libros y ordenador. Y los patios no deberían ser espacios de alquitrán, donde no crece nada vivo, todo aséptico. Los niños no ven la vida y la naturaleza forma parte de nosotros y deberían vivirlo desde bebés.
¿Por qué la sociedad tiene tanto miedo a la libertad, sobre todo en la infancia? ¿Se puede aprender disciplina, valores, esfuerzo, a ser un “ciudadano de provecho”, … también desde la libertad o existe algún peligro?
La sociedad tal y como está ya no nos sirve. Los niños ya no necesitan de este sistema limitante y es tiempo de que los niños dejen de convertirse en ovejas para el rebaño y que empiecen a recuperar su poder, se escuchen a si mismos, se respeten a si mismos, respeten a los demás.
Libertad entendida como respeto profundo, no es hacer lo que les da la gana sino darles el valor que se merecen para que de adultos puedan ver cuando no se les respeta y puedan decir “basta” a situaciones que no les convienen.
La libertad es algo a proteger, como la infancia, y a fomentar. Nos da miedo porque no la hemos vivido. Me encantaría que las personas viesen experiencia de aprendizaje en libertad y que contemplasen la escucha, el respeto que se da por naturaleza en los niños, sin castigos, sin broncas.
¿Las escuelas libres son una tendencia “exótica” y pasajera o han venido para quedarse?
Lo veo como una oportunidad para cambiar el sistema de futuro. Si apostamos por esto, el mundo que viene será más respetuoso con los humanos y todo lo que no rodea. No es exótico sino una oportunidad para una sociedad en crisis.

El blog alternativo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s